En el debate celebrado el martes 1 de marzo por Podem Alcoi, se estuvieron comentando y combatiendo algunas idees que están difundiendo los grandes medios de comunicación respecto al proceso de negociación entre PSOE y Podemos. La responsabilidad de que no haya un pacto progresista entre PSOE y Podemos no recae sobre Podemos, que ha señalado públicamente desde el primer día la necesidad de que España sea gobernada por una coalición progresista (PSOE, Podemos, IU y las concluencias). Ha sido el PSOE el que ha decidido pactar con C’S, y aceptar, así, un programa continuista con las políticas neoliberales de recortes y austericidio dictadas por los poderes económicos y financieros europeos.

Por otro lado, se señaló en el debate que todo el miedo que están mostrando los poderosos respecto a Podemos está motivado por el hecho de que Podemos no es como los demás partidos. Si llegase a gobernar y a aplicar (al menos parte) de su programa, se demostraría que otra forma de hacer política es posible, lo cual pondría en evidencia a todos aquellos que han abogado por las políticas del desastre como únicas posibles. Además, este hecho podría suponer el contagio de la esperanza y la ilusión política en toda Europa, lo cual provocaría el auge de fuerzas del cambio y la consiguiente pérdida de influencia de los poderosos.